Destacados

En la orilla del corazón, los fantasmas radiante, vuelven a nosotros.

BERLIN - El pasado sigue aún sigue siendo una bomba sin explotar al aparecer en alguna parte. Ahora ha reaparecido como arte.

En enero los trabajadores de una estación del metro cerca del City Hall  de Berlin descubrieron un busto de bronce de una mujer, oxidados, sucios y casi irreconocible. Se cayó de la pala de una cargadora frontal.

Los investigadores reconocieron el busto como un retrato de Edwin Scharff, un modernista alemán casi olvidado,  de 1920. Parecía anómala hasta agosto, cuando más la escultura surgió en los alrededores: "De pie Girl" de Otto Baum, "Bailarina" de Marg Moll y los restos de una cabeza de Otto Freundlich. Las excavadoras también rescató otros fragmento, otra diferente, que pertenece a Emy Roeder titulada "mujer embarazada".
Las 11 esculturas demostrado ser sobrevivientes de la campaña de Hitler contra lo que los nazis notoriamente llamaban "arte degenerado". Varias obras, los registros indican asi, se incautaron de los museos alemanes en la década de 1930, desfilaron en el espectáculo fatídico del "Arte Degenerado", y en muchos de los casos también se exploto en películas nazi de 1941, como una comedia anti-semita que arremete contra el arte moderno.

El poeta y sobreviviente del Holocausto, Paul Celan se acercó, en un contexto diferente, con la metáfora de la botella lanzada al mar "en la orilla del corazón", ahora por fin llegó a la orilla. Son como los muertos, estas esculturas, que siempre vuelve a nosotros, los fantasmas radiante.


   

8 comentarios:

  1. Otro heroe al estilo Schilinder pero del arte.

    MARK@

    ResponderEliminar
  2. La belleza perece, pero no en el arte, este es el caso y muchos otros a través de la humanidad, solo hay que recordar los dibujos encontrados en las Cavernas......georgina palacio

    ResponderEliminar
  3. Espero que sigan excavando con cuidado a fin de no dañar quizas bellas obras de artes que para los que nacimos mucho después de la Gran Guerra , será importante admirar...Horacio Kutman

    ResponderEliminar
  4. Estos crimenes contra el arte deberian ser cosiderados como crimenes contra la humanidad. Las obras robadas en Irak durante la invasion del ejercito de los EE.UU aun no aparecen. La ONU debe protejer el arte como un patrimonio de la humanidad y procesar asimismo castigar a estos barbaros.

    Xzolani@

    ResponderEliminar
  5. El vencedor, siempre busca dos botines de guerra, las mujeres y las obras de arte, se imagina a la Gioconda en Berlin, o en moscu o en Beijin.....ella debería estar en Italia, esa es su patria y allí debería estar, porque está en el Louvre, alguien puede contestar eso?Manuel Zabattini

    ResponderEliminar
  6. Because Leonardo da Vinci spent the last years of his life in France. He was among the 'spoils of war' taken back by art-loving Francois I after his Italian campaigns. As he never considered a painting actually finished, he took a number of them with him, including La Joconde/La Gioconda/Mona Lisa, which he was still holding onto at the time of his death.

    ResponderEliminar
  7. Debido a que Leonardo da Vinci pasó los últimos años de su vida en Francia. Fue uno de los "botín de guerra del amante del arte Francisco I después de sus campañas italianas.

    Mark@

    ResponderEliminar
  8. El vencedor no solo quiere mujeres y arte. Tambien quiere a los cientificos y genios.MMM, ya se practica esto...mmm

    ResponderEliminar

Seguidores del Arte

Arte de Cabusri

Cabusri Arte Total